sábado, 18 de junio de 2011

TRUFAS DE CHOCOLATE Y LECHE DE COCO - Recetas para histaminósicos. Sin gluten, sin lactosa, sin leche, sin huevo.

Una manera de hacer bombones que podamos comer, sin lactosa, sin cosas raras. ¡Y deliciosos!

La leche de coco le da la grasa que necesitan para coger consistencia, y es muy nutritiva.



Trufas de chocolate y coco (de G&C)
Las trufas de chocolate son un dulce que siempre va bien tener preparado, se conservan bien en el frigorífico, en un recipiente bien cerrado, cuando nuestros amigos o familiares vengan de visita quedarán encantados si acompañando el café, les servimos unas Trufas de chocolate y coco como las que hoy os mostramos. En este caso no destaca en exceso el sabor del coco, deja un leve recuerdo, de esos que invitan a probar más.

Ingredientes
  • 190 gramos leche coco (en Carrefur y en CI la venden en latas)
  • 300 gramos chocolate fondant 70% (carrefur fondant vale, no tiene leche ni proteínas lácteas ni cosas de esas...)
  • 50 gramos coco rallado (Hacendado)
  • 35 gramos azúcar glas.
  • Rebozado: cacao puro en polvo, avellanas picadas tostadas, coco rallado… yo lo he hecho a lo tradicional: cacao puro valor.


Elaboración

1. Pon en un cazo la leche de coco, el coco rallado y el azúcar glas, calienta lentamente y ve troceando el chocolate e incorporándolo poco a poco.

2. Según se va calentando la leche de coco, sin dejar de remover ve añadiendo chocolate, esto ayudará a que la temperatura sea moderada en todo momento, como haríamos con un baño maría (otra opción para hacer este ganache).

3. Una vez fundido vuelve a añadir más chocolate y continúa mezclando y batiendo con espátula de madera o varilla. Cuando hayas añadido la mitad del chocolate y esté totalmente integrado, retira el cazo del fuego e incorpora el resto del chocolate troceado para que se vaya fundiendo con el calor, así conseguimos que el chocolate nunca supere la temperatura que proporcionaría un sabor extraño (el chocolate se quema fácilmente), conserve el brillo y la mezcla se enfríe rápidamente.

4. Vierte el ganaché preparado en una bandeja para que se enfríe y después deja reposar en el frigorífico hasta que tome cuerpo y se puedan formar las bolas. Para ello, puedes ir tomando porciones de la ganache de chocolate y coco con un sacabolas o con una cuchara.

5. Estas trufas las puedes rebozar con cacao puro en polvo, avellanas (u otro fruto seco) tostadas y troceadas, coco rallado… Pon el ingrediente del rebozado elegido en un plato llano, (yo prefiero una taza, que con movimientos circulares se rebozan solas) prepara las cápsulas de papel (opcional) y disponte a formar las trufas. Haz bolas y ve depositándolas en el plato o taza con el ingrediente del rebozado. El cacao en polvo se adhiere muy bien, pero si utilizas otro ingrediente, puede ser conveniente ir rebozándolas a medida que se van formando, pues el calor que las manos ha transferido al ganache ayuda a que la avellana o el coco quede bien adherido, si la trufa se queda al aire sin rebozar, la trufa se seca y el rebozado no se adhiere tan fácilmente.

6. Rebozadas las trufas, colócalas en las cápsulas y a continuación en un recipiente que tenga tapa para conservar en el frigorífico. Ya tienes las Trufas de chocolate y coco preparadas para deleitar a los tuyos o endulzarte el momento del día que elijas.


Nota: las fotos sí son mías. ¡Espero que os gusten!

4 comentarios:

  1. ¡Qué ricas!

    Las hice hace un par de días y me tengo que controlar para no comérmelas todas! Como no tenía leche de coco en lata me la hice casera según esta receta:
    http://www.gastronomiaycia.com/2012/10/12/leche-de-coco-casera/

    Estaba pensando que con leche de avellanas, metiendo una avellana en medio y rebozándolas de avellana tiene que ser muy parecidas a los Ferrero Rocher.
    Me quedaron un pelín blandas, así que las como congeladas, que están muy buenas (siguen blandas, no se endurecen). A lo mejor la leche de coco casera no tiene tanta grasa como la enlatada. Vaya, si voy a tener que volver a hacerlas para comprobarlo....

    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegro de que te gusten! Yo las comía recien sacadas de la nevera, porque si no se ponen muy blandas, es verdad, pero probaré a congelarlas, a ver qué tal, estas navidades tengo que hacerlas otra vez ;) besitos!

      Eliminar
  2. La trajo mi compi al banco, ya descongeladas y como recién hechas, son exquisitas, de confitería cara..
    Constituyen mi nuevo proyecto culinario.
    Gracias por compartir esta oportunidad de hacer feliz a gente !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada!! Me alegra mucho que os gusten. Saludos!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...