domingo, 11 de enero de 2015

Vacaciones por la isla con mi familia 2 - Teleférico y visita al Jardín Tropical Monte Palace

Al día siguiente, dicidimos salir  para subir en teleférico hasta Monte. Como yo ya había visto el Jardín Botánico y no me había gustado demasiado, y además pensaba que allí se podría aburrir mi familia, decidí llevarles a ver el Jardím Tropical Monte Palace, una quinta o finca con una gran variedad de plantas, jardines, fuentes y estatuas. 
Así que desayunamos en el jardín del teleférico y disfrutamos de la agradable subida. El día estaba completamente despejado y la temperatura era completamente primaveral, aunque a la sombra se notaba una brisa fresca que invitaba a ponerte una sudadera. A pesar de que la cola salía por la puerta, no tardamos mucho en subir a uno. 


Desde el principio decidimos que el jardín se parecía mucho a los paisajes que habíamos visto en videojuegos que nos marcaron, como Myst III y Riven. Así que iniciamos el paseo internándonos por el bosquecillo por el que bajaba el sendero. 



Una parte estaba decorada como un jardín oriental, con los puentes y las puertas del cielo típicas, y muchas estatuas de dragones. El agua está presente en todo el recorrido, ya sea en lagos, fuentes, saltos de agua, cascadas o paredes chorreantes.



Al llegar al lago central uno tiene la impresión de retroceder en el tiempo y espera ver aristocratas decimonónicos paseando por las avenidas flanqueadas por grandes paneles de azulejos.



El jardín está lleno de rincones secretos que explorar, como este pozo, donde los tres hermanos tuvimos la impresi+on de estar dentro del videojuego.


Podría hacer este post interminable con las cientos de fotos que tomé esa tarde, pero no lo haré.
Sí pondré sin embargo, la foto de las muñecas vestidas con el traje típico de Madeira.




Cuando caía la tarde subimos a la iglesia de Monte y tuvimos la suerte de encontrarla abierta y subir a sus torres para observar las vistas impresionantes de la puesta de sol.


viernes, 9 de enero de 2015

Vacaciones por la isla con mi familia 1 - Funchal la noche de los fuegos de artificio.


El día de Nochevieja, vino mi familia para pasar las vacaciones aquí conmigo. Mi madre tenía muchas ganas de pasar aquí el fin de año, ya que mucha gente le había hablado de los famosos fuegos artificiales que rodean la ciudad. Mis fotos no son tan espectaculares como las que rondan por internet, pero tampoco lo pretenden. Sólo reflejar lo bien que nos lo pasamos, a pesar del cansancio del viaje. 


Los fuegos fueron bastante impresionantes. Lo más bonito era ver el arco que se formaba alrededor de la ciudad, todos coordinados, y los que salían del puerto sobre los cruceros (que había 10 allí aparcados). La pena, que sólo duran 10 minutos, miuentras que los fuegos de San Juan en Badajoz llegan a los 40 minutos. 
Foto de familia, después de los fuegos. Nos acercamos al centro y probamos la poncha, bebida tradicional de Madeira que lleva zumo natural de naranja, o limón, o maracuyá, o tomate inglés... además de aguardiente, az+ucar de caña y miel de abeja. Decían  que estaba buena. 
  
Mi mamá, promotora de este viaje. Gracias por este regalo de Navidad. 

Y después de los fuegos, nos fuimos al centro para ver el ambiente. Había unos puestos muy interesantes, donde me puse a haer fotos que creo que no están mal del todo. El blanco y negro fue la primera opcion tras luchar con las diferentes temperaturas de color de cada puestecito, y al final creo que ha venido bien.



El pan tradicional de Madeira, el Bolo do Caco, se hacía a la vista, directamente sobre las grandes salamandras alimentadas de madera. Luego se sirve, caliente y recién hecho, untado con mantequilla de ajo.




En otro puesto se hacía la sopa de trigo, con multitud de ingredientes, en grandes marmitas de hierro puestas sobre el fuego y cubiertas con tapaderas de madera. La señora de la sopa la removía cada poco y servía en cuencos de barro.


Alrededor de las mesas de madera brujuleaban chicos y chicas, todos vestidos a la manera tradicional de la isla. Es sorprendente lo orgullosos que se sienten los madeirenses de sus tradiciones y la cantidad de gente que trabaja para mantenerlas. Trajes, canciones y bailes, oficios manuales, recetas, técnicas ancestrales...

Una "menina" sentada a la vera de la fuente. 

Y un rapaz cargado. 

lunes, 29 de diciembre de 2014

Ganchilleros locos de Madeira.

Lo que empezó como una idea peregrina al ver una falda de ganchillo a mi amiga Lau, se ha convertido en una verdadera fiebre.
En la playa  con Fred y
Estefa, ganchilleando y
ahondando en los
profundos misterios
del punto alto o PALITO

En la pandilla de amigos de Madeira, que hemos terminado siendo como una
Lau, comenzando
su primera labor
en serio. 
familia, habíamos decidido compartir conocimientos. Surgieron ideas de taller de malabares, de masaje, de cocina... y de ganchillo. Al principio pareció que no gustaba mucho, pero al final ha sido la actividad para la que más nos hemos juntado. La verdad es que al ser una actividad que no tiene muchos requisitos de recursos (una aguja, un ovillo y un poco de habilidad) ha hecho que varios de nosotros siempre llevemos encima y si surge la posibilidad de tomar una cerveza, lo sacamos mientras hablamos con los demás.

Yo, enseñando la colocacón correcta de los hilos
Al principio nos miraban raro en los bares. O cuando quedábamos en alguna plaza, los y las funchalíes también se nos quedaban mirando.

Nos sentamos en la plaza a compartir nuestras labores y surgían las más inesperadas conversaciones... 
En los bares también surgía la fiebre ganchillera. Inundábamos la mesa con lanas, agujas e hilos de colores. El dueño pasaba y nos miraba... hasta que nos preguntó que qué clase de actividades eran estas!! Al final el dueño fue listo y viendo que muchas tardes decidíamos ir a su bar, se congració con nosotros y hasta nos hacía bromas o se nos sentaba a la mesa a filosofar sobre la vida.. 
También las frías tardes de diciembre quedábamos para tomar un té. Animación total en las calles de Funchal!!
 La fiebre del ganchillo derivó en visitas para cenar, charlar y consultar dudas, y ganchilleo hasta altas horas de la madrugada, viendo un concierto o una peli en casa. Es una adicción total, en seguida sacamos las agujas y los ovillos, y empezamos a correr!! 

Esta semana, antes de las vacaciones, mis dos alumnos más aventajados, Lau y Fred, han terminado sus primeras labores, justo a tiempo para poder hacer los regalos de navidad: gorritos personalizados. 

Lau posando orgullosa con sus creaciones recién terminadas
El gorrito con orejas para Verita, de 9 meses. 

Y patuquitos con la lana que sobró, a juego. Hecho con un tutorial. Una vez que empiezas, ya no paras!!
Adicción por la lana!!!!

El gorro de zorrito que terminó Fred a las tantas el día antes de irse de vacaciones a Portugal continental. 

Lau entregando su primera obra, un gorro del Villarreal y Madeira a nuestro amigo Vic, por su cumpleaños

Y yo con mi segundo gorro de lana. Ahora a por un pañuelo!! 

lunes, 22 de diciembre de 2014

Historias de la carretera. Proyecto PRASCOSUR

 El otro dias os conté brevemente en qué consistía nuestro proyecto con Costa Rica.

Aún no lo conoces? Sólo tienes que ver este rápido video de 50 segundos en el que se ve de un vistazo en qué consiste PRASCOSUR.



A continuación os presento algunos de los últimos afectados que han llegado a la Estación Biológica Huén Tebec tras ser atropellados en esta carretera de la Costanera Sur de Costa Rica, en la zona de la Península de Osa.


Este es Antonio, es un bebé de coatí (Nasua narica) que apareció golpeado al margen de la carretera, pero un valiente niño obligo a su papá a detener su auto y a rescatar al animalito. Lo llevaron a la EB Huén Tebec y tras una semana lo trasladaron al un santuario de Fauna en el que actualmente se recupera para ser liberado cuando llegue a la madurez.


Tomy es un pequeño mono congo (Alouatta palliata) que apareció llorando como un bebé en la margen de la carretera. Tras intentar localizar a su madre sin éxito ha sido trasladado a un centro especializado en monos congo donde ha hecho nuevos amigos. Junto a ellos una vez se convierta en adulto volverá a la libertad del bosque.

Aquí podemos verle a los pocos días de que lo recogieran.

Tras unos meses en el refugio de animales Refuge For Wildlife de Nosara. Tommy es el de la derecha. 

Este es un búho blanquinegro (Strix nigrolineata) Se llama Max y es de Costa Rica. Anoche llegó a la Estación Biológica Huén Tebec, tras ser atropellado, y pronto será trasladado a un centro de rescate.


Se pueden apreciar las heridas. Probablemente pierda uno de los ojos y
aún no se conocen los daños neurológicos.
Es muy posible que no pueda volver a ser liberado. 

Esperamos que con este proyecto podamos ayudar a salvar a miles de animales como ellos de esta triste suerte. 


Nos ayudas?  Si te ha gustado comparte con los botoncitos!! Es un gesto solidario que cuesta poco y vale mucho!!

Fotos: cortesía de EB Huén Tebec y Susana García Blanco.

miércoles, 10 de diciembre de 2014

XXII Congreso Español de Ornitología


He venido a España esta semana para asistir al XXII  Congreso Español de Ornitología que organizaba la SEO en Madrid. Es el tercer congreso al que voy, pero al primero que iba sin un grupo de amigos o compañeros. Sin embargo, me llevé a Mugen como consorte y creo que también ha disfrutado. 




















Yo he presentado un póster (colgado online aquí y aquí) sobre algunos de los resultados de mi tesina que estoy realizando sobre las aves que anillé en Paraguay.  La dinámica corriente en este tipo de congresos es colocarlos en una sala grande donde los asistentes se van paseando y los van leyendo, mientras que los autores tienen que estar al lado del suyo por si alguien quiere hacer alguna pregunta. 


Esta vez se ha cambiado esta dinámica, ya que existe una propuesta para reducir la huella de carbono del congreso hasta cero. Para ello, se ha pedido que se manden los trabajos via internet para exponerlos de manera virtual en tres pantallas táctiles y que los congresistas pudieran ojearlos en los descansos. Además, para poder hacer preguntas, las sesiones de pósteres se convertían en una especie de comunicaciones breves de 3 minutos en los que se proyectaba tu póster y esperabas las preguntas.
 

Con respecto a esto, estoy bastante descontenta. En todas partes (página web, emails, horarios entregados, folletos, etc) te daban instrucciones de que NO iba a consistir en explicar cada póster, sino tan solo en esperar a que alguien te preguntara. Pues los moderadores nos pillaron por sorpresa diciéndonos que sí que teníamos que explicar el trabajo, y que no teníamos más que esos tres minutos. 

Ya no te puedes hacer una foto junto
a tu póster cuando lo cuelgas...
Las cosas así no se hacen. Eso se avisa. Y más si las instrucciones que llevan dando desde hace cuatro meses son las contrarias. No estoy molesta por haber tenido que explicar mi trabajo; en eso estoy contenta por haber tenido la oportunidad de se escuchada. Pero la organización ha sido muy mala en ese sentido. Uno tiene que saber a qué va para ir preparado y hacerlo lo mejor posible. Muchos de nosotros no tuvimos tiempo de expresar lo que nos hubiera gustado, porque no se nos había avisado, y hay que tener en cuenta que para muchos era la primera vez que participaban en un evento de este tipo.
Además, lo de las pantallas táctiles tenía también su parte mala. No sólo que se formaban largas colas, sino que estaban demasiado juntas y los corrillos de gente impedían el acceso a las que iban quedando libres. Por otra parte, pienso en la huella de carbono de la fabricación, mantenimiento y uso de esos aparatos, de la altura de una persona y con alta tecnología. ¿De verdad es menor que la impresión de una centena de pósteres?

Pero bueno, el congreso también tuvo sus cosas buenas. Vino a apoyarme mi director de tesina, Salvador Peris, que me trajo muchos recuerdos de mis amigos paraguayos y un par de libros que me olvidé en Paraguay; volví a ver a mi antiguo profe de Zoología y gran amigo, Tony, con quien recordé viejos tiempos y quien me animó a publicar alguna que otra cosilla y a seguir buscándome la vida en este campo tan difícil de la investigación; vi a Sergio, a quien conocí esta primavera en uno de los cursos que hice y con quien he continuado la amistad; y a David, que me ayudó a decidirme para aceptar la beca de Paraguay. Me alegro mucho de haberles vuelto a ver y haber compartido aunque fuera un ratito.

Con Tony hablando de lo humano y lo divino.

Y me encantó poder compartir este mundillo de sabor pajaril con Mugen.


Si alguien quiere ver el resto de pósteres que se presentaron, puede pulsar aquí. Y el resto de materiales colgados aquí.

PD: no os olvidéis de echar un vistazo al video de presentación de mi nuevo proyecto para evitar atropellos de fauna en Costa Rica, PRASCOSUR

martes, 2 de diciembre de 2014

Bizcocho fofinho de lima-limón - Menos migas que con gluten

Este finde hemos tenido fiesta en casa de unos amigos, aquí en Funchal. Cualquiera saltaría de alegría, yo incluída, aunque esa alegría ha estado empañada.

Cuando llegué, con mi ensalada y mis bollitos de paõ de queijo, se me cayó el alma a los pies. Normalmente no tengo problema en comer diferente a los demás, pero en la mesa había dos quiches, y una pizza casera, y en el horno se estaba haciendo otra... toda la casa olía a trigo, estupendamente. La gente trajo además croquetas, empanadas, y hasta un pastel de chocolate.

Nunca se me había hecho tan cuesta arriba.

Así que me quedé un poco desanimada, aunque a la hora de la musica y el baile, cuando la comida pasó a un segundo plano, se me olvidó un poco. Pero el desánimo no me ha abandonado en estos días.

Ayer cuando llegué a casa, tenía antojo, casi desesperación, por comer algo rico. Rico de verdad. De lo que se te llena la boca y no puedes pensar en nada más. Después de media hora pasando mis recetas una y otra vez, decidí tunear una que tenía apuntada de Glutoniana, desde hacía años. Pero esta tan modificada que casi no se reconoce! :D



Siento la calidad de la foto... pero estaba tan bueno que no me dio tiempo a sacar la cámara!! 


Ingredientes
  • 120g de mantequilla
  • 120g de azúcar (yo puse açúcar amarelo, la variedad casi morena del azúcar portugués)  
  • ralladura de dos limas y un limón
  • 2 huevos
  • 70g de harina de arroz
  • 40g de almidón dulce de mandioca
  • 1 sobre de levadura química
Preparación
  1. Calentar la mantequilla en el micro un poco y batir con el azúcar hasta que sea una pasta homogénea. 
  2. Rallar la piel de las limas y el limón. Añadir y mezclar 
  3. Añadir los dos huevos y seguir removiendo. 
  4. Añadir las harinas y la levadura. 
  5. Calentar el horno a 170º. Verter la masa en un molde enaceitado (o de silicona). No sube mucho, puedes llenarlo hasta medio dedo del borde. Mejor plano que alto, para que quede como una plancha, y se haga mejor. 
  6. Hornear hasta que al pinchar no salga manchado (a mi me llevo uno 15-25 min pero depende del horno). 
Yo no pude esperar a que se enfriara para probarlo. Y siempre me han gustado los bizcochos calientes!!!! 

Y al partirlo pudre comprobar... que suelta menos migas que un bizcocho con gluten!!! :D

Espero que os guste. Queda suave, muy esponjoso y muy jugoso!! Como aquí dicen, está fofinho!! 

martes, 18 de noviembre de 2014

Participando en los II Premios al Voluntariado Universitario de FMM


Tres amigas y yo, junto con la Estacion Biologica Huen Tebec, estamos participando el en concurso II Premios al Voluntariado de Fundación Mutua Madrileña, para ganar una beca que nos permitira participar en el proyecto PRASCOSUR, para ayudar a mitigar el impacto que tiene sobre la fauna la carretera que atraviesa el corredor biológico de la Costanera Sur en Costa Rica

Necesitamos visualizaciones entre otras cosas para poder ganar la beca que nos permitirá realizar acciones de cooperación al desarrollo y medioambiente en la Estación Biológica Huen Tebec, durante el mes de Julio del año que viene.

El proyecto trata sobre la mitigación de impacto de la carretera que cruza el Corredor Biológico de la Costanera Sur de Costar RIca. Info aquí http://www.premiosvoluntariado.com/proyecto/prascosur/

Gracias a todos por ver y compartir!

viernes, 7 de noviembre de 2014

Todos a ver pajaritos a mi tierra!!

Un repor sobre el mejor turismo ornitológico del mundo: el extremeño.

Y por ejemplo, a ver las grullas que ya van llegando, a los arrozales de Navalvillar de Pela, o las lagunas de la Albuera, que no todo es Monfragüe


jueves, 6 de noviembre de 2014

La blogger que llevo dentro

Y así es, señoras y señores, que como me gusta tanto esto, y las cosas me gusta hacerlas bien, he estado enredando en las tripas del blog que tiene la SPEA-Madeira para que los voluntarios/becarios como yo contemos nuestras experiencias. Vi que estaba un poco pobre y le he dado un nuevo aire.


Nunca antes había intentado hacer una cabecera estilo scrap, pero creo que no me ha quedado mal del todo. Qué opinaís?

http://voluntariosnamadeira.blogspot.pt/

Echadle un vistacillo al blog y su nuevo aspecto; también he variado el diseño, he añadido cositas al marco lateral, páginas... y me he pasado u n dia entero dando formato a las entradas (121 hasta ahora) para que todas estuvieran legibles y con el mismo formato y colores.

Y por supuesto, comentad nuestras aventuras y peripecias por estas islitas atlánticas que poco a poco me van enamorando!

lunes, 20 de octubre de 2014

Domingo de barranquismo - Madeira


Y después de la playa del sábado... a quién no le apetece un poco de barranquismo?

Cuando nos levantamos llovía a mares. Estuvimos mirando el teléfono continuamente por si se cancelaba la aventura. Pero no se canceló. Al llegar a la parada de autobús de Campo da Barca, allí ya estaban Pedro, Sandra, Pepe y el monitor montados en el Defender rojo. 

Tras atravesar la isla hacia el oeste, llegamos a Paúl da Serra, en lo alto de la zona oeste de la isla. Allí arriba estaba todo lleno de lareles y ericáceas, pero muy bajitos, debido a las condiciones de viento que deben de azotar esa zona tan alta. Allí nos equipamos y bajamos 50 minutos de levada (con truchitas lindas que corrian a nuestro lado!!) hasta el principio del descenso. 

Allí ya nos ajustamos los areneses, nos dieron los consejos de seguridad y algunos hicieron sus primeros saltos al vacío... yo preferí bajar haciendo rapel. 


La lluvia arreciaba pero se estaba bien. Mojados estábamos pero mientras te movías no se sentía tanto el frío. Rondaríamos los 20 grados. 




El lugar era precioso. Largas piscinas cubiertas por dosel de ramas, cañones estrechos con las paredes llenas de musgo y helechos, zonas que no podríamos haber visto si no era de aquella manera. 5 rapeles, piscinas de agua helada con doseles verdes, saltos y naturaleza increíble.






Pasé frío y me hice daño, pero lo repetiría sin dudar. 



NOTA: Todas las fotos y el video son de Pedro, nuestro compañero de la SPEA en Cabo Verde, que vino a hacernos una visita y propición esta aventura. Obrigadinha!! 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...