martes, 23 de abril de 2013

El día del libro

En el cole usabamos "El país de las letras" y el "Micho", pero lo cierto es que aprendí a leer casi sola mucho antes de ir al cole. Recuerdo que la primera palabra que leí sola, sin que nadie me lo pidiera, fue una pintada en una pared de la calle que ponía "Granada". La alegría y la emoción de haber sido capaz de descifrar aquel código secreto que usaban los mayores no se olvida tan fácilmente. No tenía más de cuatro años.

Desde siempre, cuando salíamos, yo no le pedía a mi madre un juguete, o chuches. Yo pedía (y muchas veces hasta suplicaba) que me comprara un libro que me solía haber acabado antes de llegar a casa. Para mí, entrar en una librería era como entrar en una tienda de golosinas, no podía elegir uno sólo. Cuando descubrí las bibliotecas, fue como haber descubierto el santo grial. Miles de libros al alcande de mi mano, y de mi mente. En el verano del 95 me leí prácticamente toda la sección de novelas juveniles (ya que los infantiles se me habían quedado pequeños) de la biblio de Badajoz, donde veraneábamos siempre. Empecé a conocer a los autores, a diferenciar estilos, a criticar cuando uno no me gustaba. Pero leía todo lo que caía en mis manos. Todo.

He devorado libros y libros, acuciada por un ardor desconocido que, lejos de aplacarse, iba creciendo más y más, ante la mirada estupefcta de profes, compañeros y desconocidos, que se sorprendían de ver a una niña de 7 años con "la Historia Interminable" o "El Hobbit" entre las manos... 

Mi madre, como presidente de la AMPA de uno de los colegios a los que fui, decidió comprar un lote de libros para la biblio del colegio. La caja de libros tuvo la suerte de pasar antes un par de meses en mi casa, donde, todos los días, al llegar del colegio, metía la mano en busca de un nuevo título. Recuerdo haber leído "Matilda" y haberme sentido un poco identificada con ella; la diferencia estribaba en que yo podía hablar y compartir lo que leía.

 Y mi madre ya empezó a pedir "libros gordos" en vez de "un libro para una niña de X años". Cuando cumplí 12, pidió "el libro más gordo que tengan" y apareció en Navidad con "Los pilares de la Tierra". Me lo acabé un mes depués racionándolo para que me durara un poco. La biblioteca del instituto la abrieron cuando tenía 13; sólo me duró un curso. 
Sé que se lo debo a mis padres, sobre todo a mi madre, que nos leía mucho en la cama, antes de dormir. Poesía, cuentos... a veces se los inventaba ella incluso. Además, siempre ha existido un ritual en casa: por el día del libro se regala un libro, por la feria del libro, se regala otro libro; y por descontado, ya no hay que preguntar para los cumples: siempre cae algún libro. 
Recogiendo el premio del IES de Talavera la Real.

Con Javier Negrete (sentado)
Los que me conocéis, sabréis que mi género favorito es la ciencia ficción y la fantasía; pero lo cierto es que las novelas, sean del género que sea, siempre me han fascinado. Tanto que empecé a escribir y a escribir, y... bueno, digamos que el esfuerzo fue recompensado. Me presenté a algunos concursos y los gané. Conocí a mucha gente interesante, algunos escritores, como a Javier Negerte, con quien sigo manteniendo el contacto; con algunos de los otros ganadores luego me unió una amistad que ha perdurado hasta hoy, y con otros me he encontrado en el lugar menos pensado muchos años después y también nos hemos hecho muy buenos amigos... 

Los ganadores del Gerardo Rovira del 2006, Plasencia.
Este año estoy estudiando con el chico de la camiseta blanca.
Se ha convertido en uno de mis mejores amigos...
Sale en algunas fotos de Carnaval y San Alberto. ¿Le reconocéis? XD
Las experiencias que te proporciona la lectura son muchas, increíbles e irrepetibles. Y muy intensas.

Leer es lo mejor que me ha ocurrido en la vida. Leer da vida; le da color a todo lo que nos rodea. Por eso todo el mundo debería poder disfrutarlo y aprender a amarlo. 

Apoyad a Enterculturas en su campaña por la educación para todos los niños y niñas del mundo.Para que no se quede ninguno sin esta experiencia tan enriquecedora que ayuda a aprender a vivir.

7 comentarios:

  1. por cierto tienes un potencial cojonudo nunca lo desaproveches, sigue como vas y asi un camino oscuro lo iluminaras con esta luz tan cegadora que solo tu puedes ver bien.... un gran abrazo de un caballero oscuro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Felipillo! Encantada de compartir aunque sea parte del camino con un caballero como tú.

      ¡Un beso!

      Eliminar
  2. Juramento realizado por Bohemundo, en conclusión del Tratado de Devol: Juro a ti, nuestro más poderoso y santo emperador, el Señor Alejo Comneno, y a tu colega Emperador, el tan deseado Señor Juan Porphyrogenitos que voy a obedecer todas las condiciones a las que he acordado y hablado por mi boca y a mantenerlas inviolable por todos los tiempos y a cuidar ahora y siempre las cosas que sean para el bien de tu Imperio y nunca albergaré ni siquiera la más mínima idea de odio o de traición hacia ti [...] y todo lo que sea para el beneficio y el honor de la dominación romana que voy tanto a tomar en cuenta como a ejecutar. Por lo tanto me permito disfrutar de la ayuda de Dios y de la Cruz y de los Santos Evangelios.

    ResponderEliminar
  3. Despedida entre templarios: Que la tierra se vaya haciendo camino ante tus pasos, que el viento sople siempre a tus espaldas, que el sol brille cálido sobre tu cara, que la lluvia caiga suavemente sobre tus campos y, hasta tanto volvamos a encontrarnos, que Dios te guarde en la palma de sus manos.

    https://www.youtube.com/watch?v=SlDUB59l96w

    ResponderEliminar
  4. Y no te olvides de la Navidad, o fiesta de Reyes, ocasión en la que invariablemente, se regale lo que se regale, va acompañada de otro libro...
    Gracias, preciosa mía, por dedicarme este post.
    Te quiero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, en casa siempre hemos estado rodeados de libros en todas las celebraciones... Creo que es una buena costumbre :D

      Yo también te quiero, mami.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...